PADiY Mi Tiendecita S.L.

¿Cómo reducir plásticos pasándonos al jabón sólido?

Llevo un tiempo muy preocupada por la cantidad de plásticos que genero a diario en mi basura familiar, siempre es la basura amarilla, donde hay que desechar el plástico, la que está más llena y más veces tenemos que bajar. Me di cuenta, que no sólo es la cantidad de plásticos que generamos sino el número de bolsas que usamos. Como ya comenté en el blog ¿Qué podemos hacer para reducir plásticos en nuestra colada diaria? España se encuentra en cuarta posición generando plásticos en Europa y la mayor parte de los plásticos se emplean en la fabricación de envases, es decir, en productos de un solo uso.

¿Por qué pasarnos al jabón sólido reduce nuestra nuestra basura de plástico?

Es muy sencillo, actualmente estamos acostumbrados a usar un jabón de tocador, gel, champú, acondicionador, etc. Además, los más comercializados y a los que nos hemos acostumbrado, los que solemos encontrar en un supermercado, son los jabones líquidos. Por lo que generamos un envase de plástico de un sólo uso cada vez que reponemos jabón de manos y/o facial, champú, gel y acondicionador, que además pueden llegar a ser diferentes para cada miembro de la familia multiplicando el número de envases. ¿Cuántos envases de plástico para este uso utilizamos cada uno en casa? Mínimo 3 y si nos gusta utilizar un producto específico pueden llegar a ser muchos más.

Si usamos jabones sólidos, aunque puede que alguno de ellos venga envuelto en plástico, la cantidad de plástico generada es mucho menor. Además, los jabones sólidos al no estar disueltos, como los líquidos, suelen durar más, por lo que tardamos más en tener que reponer y por tanto generaremos menos basura.

¿Perdemos calidad por pasarnos al sólido?

No sólo no perdemos calidad sino que en muchas ocasiones ganamos tranquilidad. No me refiero a esa tranquilidad que nos da saber que estamos haciendo algo para cuidar nuestro medio ambiente, sino tranquilidad para nosotros y para nuestra familia con respecto al cuidado de nuestra piel.

Existen multitud de jabones artesanales y naturales, de probada calidad que se pueden encontrar con facilidad y con precios asequibles, para el cuidado diario de la piel. Muchos de ellos son hipoalergénicos, lo que tranquiliza ante posibles alergias de piel tan frecuentes hoy en día en los niños. Y muchos otros además están ya certificados ecológicamente sin que ello implique un coste prohibitivo en la cesta de la compra.

Además, cada vez es más frecuente que muchas marcas conocidas empiecen a incluir champú sólido como otra opción más. Estos champús, si son naturales y no contienen sulfatos son una forma sana y natural de cuidar tu cabello. Si estas interesado sobre este tema te invito a leer el artículo de nuestro blog El champú sólido y sus beneficios.

Nuestra recomendación

Jabón de tocador

Dentro de nuestra tienda PADiY Mi Tiendecita podemos ofrecerte multitud de opciones para el jabón de tocador, y hagas la elección que hagas seguro que aciertas, pero dentro de Mi Tiendecita tenemos un fabricante especializado en este tipo de jabones que es Ach Brito, te recomendamos que entres en la sección de Jabón de Productos de Oporto. En ella encontrarás jabones con perfumes delicados como pueden ser el de Leche de Cabra, Propolis, Almendras o Aloe Vera, o con un perfume penetrante como el de Lavanda, Higo, Granada, Royal Jungle o Tropical Blossom. Si lo que quieres/necesitas es un jabón específico facial también lo encontrarás ya que la gama SPA puedes encontrar para pieles grasas (Purificante), pieles secas (Hidratante) para tu ritual de limpieza profunda (Exfoliante) o simplemente para refrescarte después de una tarde sofocante o tras realizar deporte (Refrescante). Si tienes acné dentro de este abanico de opciones te recomiendo el jabón de alquitrán vegetal, tiene un olor fuerte como a madera quemada pero sus resultados te convencerán.

Gel

No sabría qué recomendarte porque estoy encantada con todos los jabones que vendemos, si buscas hidratación y cuidado de la piel, no lo dudes tienes muchas opciones:

  • Jabón de Alepo. El más antiguo de los que tenemos, se inventó en el 1500 a.C. El jabón sirio procedente de la ciudad de Alepo, antiguo territorio fenicio, se sigue fabricando hoy día con el mismo método tradicional y con aceite de oliva y aceite de laurel.
  • Jabón de Marsella. Uno de los más antiguos de Europa que sigue haciéndose hoy en día, siglo XIV. Al igual que el de Alepo en Mi Tiendecita nuestros jabones de Marsella tienen certificado ecológico para tu tranquilidad.
  • Jabón Puro Oliva. Si no te gusta que el jabón tenga olor o tienes algún tipo de alergia y no puedes usar productos con perfume. Si prefieres un color neutro y que el jabón haga poca espuma. Además de no tener ningún producto nocivo para tu piel como SLS, tienes la opción del Jabón Puro de Oliva de un productor artesanal de Zaragoza. Viene en barras pre-cortado para usar el menos embalaje posible y cuidar también del medio ambiente.
  • Jabón Glicerina Orgánica. Si no sólo quieres que sea artesanal, sino que también quieres disfrutar con tu jabón de colores vistosos y fragancias penetrantes, con estos jabones de glicerina disfrutaras de tu momento dejando la piel suave e hidratada.

Champú

Nuestra apuesta en este caso es el jabón artesanal, realizado a mano, sin SLS ni SCI, sin empaquetado de plástico. Cero residuos. Estos champús son fáciles de aplicar y puedes elegir según tu tipo de cabello.

Acondicionador

En esta ocasión, al igual que para el champú, nuestra opción es un producto artesanal, realizado a mano por artesanos en Zaragoza. Sin empaquetado de plástico. Cero residuos. Aunque el resultado es inmejorable en este caso el uso del acondicionador requiere de cierta convicción, o eso me parece a mí, ya que su aplicación requiere un poco más de tiempo que uno tradicional. Aún así, merece la pena darle una oportunidad aunque sea por ayudar al medio ambiente.

Resultado Final

Si cambiamos al jabón sólido el resultado se notará desde el primer mes, lo verás en tu baño

Espero que te haya parecido interesante este artículo, o al menos que te haya hecho pensar sobre qué cosas puedes hacer en tu día a día para reducir la cantidad de plásticos que generamos. Si te parece interesante, tienes ideas que puedan aplicarse fácilmente o simplemente quieres comentar, ya sabes estamos encantados de que incluyas tus comentarios o que nos escribas. Gracias por tu atención y espero que nos leas la semana que viene en el siguiente post.




No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
[email protected],
¿En qué podemos ayudarte?