PADiY Mi Tiendecita S.L.

¿Qué podemos hacer para reducir plásticos en nuestra colada diaria?

Esta es una pregunta que me vengo haciendo desde hace mucho tiempo, es cierto que los plásticos que usamos a diario suelen ser reciclables, y que en la mayoría de los casos se tiran en los contenedores amarillos para que sea reciclada. Pero, bajo mi punto de vista, menos, es más, es decir, si no generas residuo no es necesario reciclar, y evitas pérdidas por el camino y el proceso, ya que para reciclar también consumimos electricidad y otros recursos.

Es cierto que el saber que reciclamos un producto nos genera cierta tranquilidad y nos relaja, pero podemos hacer mucho más si dejamos de generar tantos residuos. No es necesario pasar de cero a cien, o en este caso de generar toneladas de plástico al año a no generar nada de repente, pero podemos ir dando pasos.

DATOS

Los datos son aplastantes, si visitamos la web de Greenpeace podemos ver que:

La producción global de plásticos se ha disparado en los últimos 50 años, y en especial en las últimas décadas. De hecho, en los últimos diez años hemos producido más plástico que en toda la historia de la humanidad.

La producción total de plástico en 2015 alcanzó las 380 millones de toneladas. Hasta la actualidad se han fabricado unos 8,3 mil millones de toneladas de plástico desde que su producción empezase sobre 1950, lo que equivale al peso de unos mil millones de elefantes. Tan solo los fabricantes de bebidas producen más de 500 mil millones de botellas de plástico de un solo uso cada año. Según la industria del plásticos, en Europa la producción de plástico alcanzó los 61,8 millones de toneladas en 2018.

Asia es la región con mayor producción del mundo, siendo responsable de la mitad de la producción mundial (51% del total). China es el principal productor de plásticos con un 30% del total en 2018, seguido por América del Norte (NAFTA) con un 18%. Europa ha pasado a un tercer puesto en la producción de plástico con un 17% del total en 2018. En Europa durante 2018, más de dos tercios de la demanda de plásticos se concentró solo en seis países: Alemania (24,6%), Italia (13,9%), Francia (9,4%), España (7,6%), Reino Unido (7,3%), y Polonia (6.8%).

Es decir, que España se encuentra en cuarta posición generando plásticos. La mayor parte de los plásticos se emplean en la fabricación de envases, es decir, en productos de un solo uso. En concreto en Europa la demanda de plásticos para envases fue del 39.9% en 2016. Posteriormente serán estos envases los objetos de plástico que encontremos con más frecuencia en el medio ambiente, dañando los ecosistemas marinos.

Si visitas la página de Greenpeace también podrás ver un ranking de grandes supermercados contra el plástico. Verás que el que está en mejor posición no llega al notable. Pincha en cada supermercado para conocer más en detalle su grado de compromiso. En estas fichas encontrarás información detallada con fotos y sus contactos públicos para que contactes con ellos y les pidas que cambien.

Nosotros, en PADiY Mi Tiendecita, lo tenemos muy en cuenta y creemos que vosotros también, por eso la reducción de envases entra dentro de nuestra filosofía.


IDEAS PARA REDUCIR ENVASES

Uno de los grandes generadores de plásticos en nuestro día a día es la colada diaria, en este punto se pueden hacer muchas mejoras, no sólo con los plásticos sino para ahorrar agua y electricidad, pero como este post va de generar menos residuos plásticos me voy a centrar en ese punto. Como he dicho no es necesario que nos volvamos locos y que de repente cambiemos totalmente nuestras costumbres, pero deberíamos empezar a realizar pequeñas acciones que modifiquen los mismos, y esto nos llevará a luego poder hacer otros, progresivamente. En el caso de la colada diaria mi progresión sería la siguiente, cada uno se encontrará en un punto, aquel que ya esté en el último punto, gracias, porque estás haciendo una labor muy importante, cuidar de tu planeta. Y al resto le animo que se apunte a intentar llegar al siguiente punto, cualquier acción por pequeña que parezca ayuda a reducir las toneladas de plástico que consumimos.

Punto de partida

Casi todos, al menos los que no tenemos tiempo para las tareas domésticas o simplemente no nos hemos parado a pensar en las consecuencias que puede tener nuestra forma de lavar, partimos de utilizar dos productos básicos: el detergente de lavadora y el suavizante. Además, para aquellos que tenemos niños que se manchan con frecuencia a estos productos le solemos añadir aditivos para quitar las manchas. Todos estos productos llevan su correspondiente envase de plástico, y sobre todo si tenemos niños solemos poner muchas lavadoras en el mes. Por lo que al menos generamos 3 envases de plástico grandes al mes.

Si tenemos un bebé, no sólo compramos nuestro detergente, sino que solemos añadir a nuestra cesta de la compra un producto específico para el bebé ya que los que compramos para adultos no suelen ser hipoalergénicos, al menos hasta que tiene 2 años, para que no irrite su piel. Otro envase más.

En este punto ya se puede hacer algo, como comprar detergentes y suavizantes concentrados, seguro que si lo hacemos estamos pensando en el espacio que ocupan y no tanto en reducir plásticos, pero si lo utilizamos correctamente al ser más dosis compraremos sólo 1 envase cuando en caso de no ser concentrado tendriamos que comprar 2. Aquí ya reduces el impacto ¡bien hecho!..

Primer paso

Para mí, el primer paso es muy sencillo, no sólo generas muchos menos residuos sino que además piensas en tu piel, ya que lo que te voy a recomendar es utilizar un detergente líquido de Marsella de la marca Fer Á Cheval que tenemos en PADiY Mi Tiendecita, este jabón es super concentrado, con 2L puedes hacer hasta 40 lavados, además no necesitas usar suavizante. Y por supuesto, al ser hipoalergénico no necesitas comprar 2 detergentes diferentes si tienes pequeños en casa.

Total, reduces un envase que ya no usas (el suavizante), no duplicas en productos de detergente ya que sirve para todo tipo de piel. Por lo que con un sólo envase realizas la misma tarea que realizabas antes con 3 o 4 envases de mayor medida. Además de ser más cómodo porque sólo tienes que guardar y preocuparte, tanto a la hora de comprar como de poner la lavadora, de un solo producto.

Otro pasito

Una vez que te acostumbras al detergente líquido, que es sólo echar en el cajetín y listo, entiendo que todo lo demás necesita de un esfuerzo añadido, para dar este paso debes estar [email protected] de que sirve de algo, pero yo creo que este paso tampoco es muy complicado y además el producto que os voy a comentar es bastante completo, lo explico en otro articulo en mi blog y son los copos de jabón de Marsella, en PADiY Mi Tiendecita lo tenemos de la marca Fer Á Cheval. En un envase más pequeño que el detergente líquido te encuentras con 400 gr de productos.

¿Por qué digo que esto implica algo de esfuerzo? Porque en este caso debes tratar el producto antes de usarlo. Debes disolver 20 gr de producto en 1L de agua para la colada diaria. Esto son muchas lavadoras, y al igual que el caso anterior no recomiendo usar suavizante, por lo que con un envase más pequeño tenemos más lavadoras. Otra reducción.

Llegamos a la meta

La meta que nos podemos poner es no generar ningún residuo plástico, o lo mínimo imprescindible, como en el caso anterior esto implica un poco más de tiempo y trabajo. Ya que pasaríamos de un jabón en copos a un jabón sólido, los jabones sólidos ocupan menos espacio y por tanto necesitan menos envoltorios. La calidad en el lavado es la misma, pero debemos usarlo según nos convenga: directamente sobre la ropa si contiene manchas difíciles o si queremos lavar a mano alguna prenda delicada. O hacer nosotros mismo los copos de jabón con un rayador de queso (por ejemplo) y diluirlo en agua como el jabón de copos para usarlo directamente en lavadora.

Para ello puedes usar el cubo de 300 gr, aún contiene algo de plástico, o comprar el kilo de jabón de Marsella que está envuelto en su totalidad en papel

En cualquier caso, el envoltorio se reduce enormemente al ser productos sólidos.


Cuando nos animamos a abrir Mi Tiendecita, lo hicimos pensando en cómo poder incluir en la rutina diaria de las familias productos ecológicos, naturales, respetuosos con la piel, pero también que pudieran ayudar a cuidar de nuestro entorno. Elegimos estos productos teniendo en cuenta nuestra filosofía y espero que os sirvan para mantener vuestra piel y las de vuestra familia en las mejores de las condiciones, pero también para poder hacer algo por nuestras generaciones venideras.

Si tenéis alguna idea práctica sobre cómo reducir plásticos u os habéis animado a poner en práctica esta, espero que me hagáis comentarios, ya sea directamente en el blog o a nuestros correos, toda idea es bienvenida. Intentaremos seguir dando ideas para reducir plásticos en siguientes artículos.


Foto principal de Anna Shvets en Pexels




No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
[email protected],
¿En qué podemos ayudarte?