PADiY Mi Tiendecita S.L.

La subida del precio de la luz - Ahorro energético

Esta mañana en la radio, como todas las mañanas últimamente, he escuchado que el precio de la luz está por las nubes, aunque la noticia no se basaba en eso sino en que para soportar estos precios se ha empezado a comprar masivamente lamparas y bombillas led para sustituir las antiguas.

Así que he pensado que no hay mal que por bien no venga, aunque el motivo no sea reducir el consumo eléctrico para reducir la huella medio ambiental sino para reducir la factura de la luz, el resultado es el mismo, menos consumo y por tanto menos impacto medioambiental.

Esto no quiere decir que me alegre, ni mucho menos, por la subida del precio de la luz, de hecho espero que sea transitoria porque no es algo fácilmente asumible para muchas familias y comercios. Pero creo que nos podría servir para hacer una reflexión de qué acciones, sin necesidad de reducir nuestra calidad de vida, podemos hacer para bajar este consumo.

Los básicos:

  • Sustituir Bombillas incandescentes y de bajo consumo por led. Una bombilla LED consume un 80% menos de energía que una bombillas incandescente y además apenas genera calor, por lo que nunca se pierde calidad. Una bombilla de bajo consumo consume un 70% menos de energía que una incandescente, pero, sin embargo, se pierde cerca de un 25% en forma de calor.
  • Sustituir electrodomésticos de categorías inferiores a A+++, en particular el frigorífico que está las 24 horas del día los 365 días del año en funcionamiento. Los electrodomésticos que pertenecen a la categoría A+ (verde claro) consumen en un rango entre el 30% y 42% respecto al 100% de consumo de los menos eficientes, pertenecientes al etiquetado G. El consumo de un frigorífico A+ puede ser de 270 kWh anuales, 90 kWh más que un frigorífico perteneciente al etiquetado A++, y el A++ está a una diferencia de un 5% de la categoría premium, la A+++.
  • Tener un buen aislamiento térmico en casa. Un buen aislamiento puede llegar a proporcionar un ahorro de entre un 30% y un 70% de nuestro gasto energético en calefacción, aunque también hay que tenerlo en cuenta en verano donde el aire acondicionado también se usa continuamente. Un buen sistema de aislamiento corrige las deficiencias y las carencias estructurales del hogar y no solo permite un ahorro sustancial a nivel económico para la vivienda, sino un aumento notorio de la calidad de vida y el bienestar en el hogar y un estilo de vida comprometido con el cuidado del medioambiente.

En el día a día:

  • Uso de la lavadora. Suponiendo que sigues la media y que la pones de tres a cinco veces a la semana, estarás dándole un protagonismo en tu gasto total del 12%. Lo suficiente como para tratar de ser algo más eficientes en su utilización. La temperatura es muy importante, si lavas en frío podrías ahorrarte hasta un 27% de tu factura.
  • Poner la lavadora sólo cuando está llena o utiliza programas de media carga. Aunque tengamos una lavadora de bajo consumo, la manera de reducir el consumo siempre es el no uso, al igual que en otro artículo he hablado de cómo reducir plásticos en nuestra colada, porque no hay mejor manera de reciclar que no consumir. Si pasas de lavar 5 veces a las semana a 3, casi reduces a la mitad el gasto.
  • Desenchufa los aparatos electrónicos. No sólo es un ahorro energético también es un tema de seguridad. Como norma general, es muy recomendable desconectar todos los electrodomésticos del hogar para evitar los consumos en stand-by, que normalmente significan un 10% de la energía de la casa.
  • Usa correctamente las persianas de tu hogar, con ellas puedes hacer que tu hogar necesite menos calefacción/aire acondicionado.
    • En Invierno debes dejar las persianas subidas para que entre el sol y por la noche bajadas para aislarte del frío. Si tienes ventanas que no tiene luz directa lo mejor es mantener las persianas bajadas para aislar del frío.
    • En Verano al contrario, deberás bajar las persianas lo suficiente como para poder ver sin que entre el calor en el día, y abrirlas en las noches que refresquen. Y si las ventanas no tiene luz directa es mejor dejar las persianas subidas para crear corrientes de aire.

Sugerencias PADiY Mi Tiendecita

Si crees que no es posible lavar tu ropa a baja temperatura porque tu detergente sólo es eficaz a altas temperaturas te recomiendo el detergente líquido Fer À Cheval , además de ser efectivo a bajas temperaturas, ahorraras en suavizante ya que no es necesario usando este detergente.

Para ropa con manchas persistentes en el blog utilidades de los copos de Marsella te explico cómo puedes usar jabón de Marsella en copos para este tipo de manchas y para muchas más cosas, tanto en la colada diaria como en la limpieza del hogar.

Otras ideas

Estas son algunas de las ideas que os propongo para reducir el consumo en casa, pero creo que hay otros básicos que podemos poner en práctica y que en algunos casos están como normativa en las oficinas pero no en casa, como no poner la calefacción en invierno a más de 24 grados, no es necesario pasar el invierno en casa en manga corta, además de ser causa de muchos de nuestros constipados pasar de una temperatura muy baja en la calle a una temperatura muy alta en casa. Lo mismo en verano, mejor que poner el aire acondicionado es un ventilador y mejor que un ventilador dejar ventanas abiertas que hagan corriente, y siempre teniendo en cuenta el tema de las persianas. Es cierto que a veces es imposible y hay que poner el aire, pero muchas noches de verano se pueden pasar con la ventana abierta ya que suele refrescar y no es necesario el aire acondicionado.

Si se te ocurren más ideas, fáciles de aplicar y que reduzca nuestro impacto ambiental y el impacto del precio de la luz en nuestros bolsillos me encantaría que lo comentaras en el blog.


Foto de Wilson Vitorino en Pexels




No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
[email protected],
¿En qué podemos ayudarte?