PADiY Mi Tiendecita S.L.

Reutiliza - Almacenaje para productos de higiene sólidos

Como sabéis me encontré en la limpieza de verano varias cantimploras con la boquilla destrozada, desde entonces estoy intentando darles una nueva vida. Hasta ahora he convertido una cantimplora de plástico con boquilla grande en un vaso con asa, para almacenar los productos de higiene bucal colgados en la pared del baño. Una cantimplora pequeña de aluminio en un tope de puerta con forma de gatito, que además se puede usar de ambientador de la habitación.

La idea

Durante el tiempo que llevo en PADiY Mi Tiendecita, uno de los problemas que me han expuesto mis clientes ante el uso de productos sólidos, es el almacenamiento. Nos han acostumbrado a que los productos de higiene deben tener un envase de un sólo uso, al ser la mayoría líquidos vienen embotellados, normalmente de plástico, y cuando se acaba tiramos el envase y vuelta a empezar. Sin embargo, con el producto sólido y sobre todo en el a granel es necesario tener en casa algo donde guardarlo, es una inversión necesaria, que a la larga nos da muchas ventajas. Ante el coste del envase reutilizable:

  • Los productos a granel suelen ser más baratos que los envasados individualmente, como es normal en envase hay que pagarlo.
  • Generas menos basuras, por lo que necesitas menos espacio en la cocina/terraza para almacenar basuras, y contaminas menos el ambiente.
  • Se fabrican menos envases por lo que se consume menos energía. De hecho, si el reciclar un envase reduce hasta un 50% la energía necesaria para generar el envase, el no necesitarlo la reduce el 100%. Yo creo que la diferencia es clara.

Pero si también nos ahorramos el dinero de comprar un almacenamiento para nuestros productos sólidos, eso sería ideal ¿verdad? Pues ese es mi proyecto, quiero transformar una de mis cantimploras de plástico en almacenamiento para mis productos sólido.

Materiales

Al igual que en otras ocasiones he utilizado materiales que ya tenía, por tanto, yo he usado estos materiales pero como es normal, puede que tú tengas otros diferentes pero que sean de utilidad para hacer la manualidad

  • Cantimplora de plástico. Si no tienes vale con una botella de plástico de 500ml, mejor de plástico duro.
  • Cúter y Mechero de cocina. Si no tienes, podrías usar cerillas y tijeras.
  • Cinta adhesiva plástica decorada. Como es de decoración si no tienes no es necesario usarlo.
  • Vasito de plástico. Tiene que adaptarse al cuello de la cantimplora, es un compartimento adicional, por lo que si tampoco encuentras nada parecido tampoco es necesario.

Paso a paso

Como vamos a ver a continuación la manualidad en sí tiene pocos pasos, lo más complicado podría ser recortar la cantimplora, pero el resto como veréis es super sencillo y además luego es muy útil.

Recorta la cantimplora

Para recortar la cantimplora yo me he aprovechado del dibujo que ya poseía, por lo que no he tenido que hacer medidas ni un dibujo sobre la superficie para saber dónde recortar. Aún así, lo primer que he hecho es marcar con el cúter la zona que quiero recortar para ello primero he puesto celo, porque me da la sensación que así me es más fácil no salirme de la línea.

Una vez marcado, se calienta el plástico con el mechero para ablandarlo y que sea más fácil de cortar. Una vez ablandado se recorta con el cúter. Si alguna zona no ha quedado bien recortada o tiene un saliente que pudiera pinchar, lo mejor es "quemarla" con el mechero hasta darle forma redondeada.

Como vas a quemar plástico, los vapores no son buenos, por lo que debes hacerlo en un sitio ventilado o con mascarilla o debajo de un extractor de aire, para no respirar estos vapores. Es sólo por precaución porque sólo vamos a calentar un poco el plástico, no tenemos intención de quemarlo.

Pega el vasito

En el frigorífico siempre tengo un absorbe olores, unas veces en forma de huevo y otras en forma de vasito, como en esta ocasión.

Este vasito encaja perfectamente con la boquilla de la cantimplora, así que se me ocurrió que podría aprovechar mejor la cantimplora si le añadía otro compartimento superior, así la boquilla también me serviría para almacenar.

Decora a tu gusto

Encontré varias cintas adhesivas de colores, y al ser una elemento que va a estar en el baño o en la cocina, y seguramente en contacto con el agua, consideré que una cinta plástica era lo mejor para decorar.

Como doble uso, decoración y asa, se me ocurrió añadir cuerda en la boquilla. De esta manera, si lo deseamos podemos colgarlo en la pared.

Resultado final

Colgado en la pared

Como he comentado antes, si le añadimos un poco de cuerda se puede colgar sobre la pared. De esta manera la encimera de la cocina queda más despejada, pudiendo almacenar jabón, estropajos y pequeños espráis en nuestro "pequeño almacén"

Sobre la encimera

Si no tienes cuerda, se puede poner directamente sobre la encimera. En este caso, lo he utilizado para la encimera del lavabo, así puedo guardar mi jabón de tocador, champú y acondicionador sólido de reserva, además de tener un sitio donde poner mis bastoncillos de bambú. Lo tengo todo ordenado y a mano.

Productos para el pelo artesanales y sólidos

Si se te ocurren más ideas, o has realizado un proyecto parecido, no dudes en contármelo, seguro que te ha quedado genial.





No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
[email protected],
¿En qué podemos ayudarte?