PADiY Mi Tiendecita S.L.

Reutiliza - Transforma una cantimplora de plástico

En verano solemos hacer limpieza general de la casa, y en esa limpieza encuentras objetos de todo tipo que muchas veces los guardamos porque ni siquiera sabemos qué hacer con ellos. En esta ocasión, me he encontrado con un montón de cantimploras, unas de plástico y otras de aluminio, pero todas con las tapa más que destrozada por el uso. Así que al tener que tirar la tapa de la cantimplora pensé en tirar también las bases, pero como no me gusta nada tirar y me chifla darle un nuevo uso a los diferentes objetos pensé ¿Qué puedo hacer con ellas?.

Paso a paso

Tras revisar todas las cantimploras que ya no me servían, observé que una de las que tenía me podía servir para guardar objetos, tiene una boca ancha y además es alta, por lo que si quería además podría convertirlo en un estuche para trasportar el material escolar.

Como he comentado en otros de mis artículos, esto no es un tutorial, sólo quiere dar ideas para poder reutilizar los diferentes objetos. En este caso, como lo que no quiero es comprar productos nuevos para reutilizar un producto, lo que hago es buscarte entre mis habituales, y yo casi siempre tengo algo de lana en casa. Por lo que, para que no fuera sólo un cubo de plástico donde meto los bolígrafos y quede algo más bonito decidí forrarlo con una funda de ganchillo. Primero hice la base, cuando comprobé que tenía el tamaño adecuado empecé a subir, el dibujo puede ser cualquiera, el que más te gusta o el que sepas hacer, seguro que queda espectacular. Si no tienes lana y te interesa, mi amiga Zane tiene muchas opciones de lana natural que te encantarán.

Como nunca hay espacio en las habitaciones y menos en el escritorio, he pensado que el mejor lugar para guardarlo era colgado en la pared, así que le he añadido una cadeneta lo suficientemente larga como para poder tenerlo colgado y poder meter los bolígrafos sin chocarme con ella.

Pasos en fotos


Resultado final

Como he comentado es una idea, si no se te da bien el ganchillo pero te manejas con la costura, puedes hacer una funda de tela, y el asa hacerlo también de tela o poner una cinta, cuerda, etc. Lo importante es darle un nuevo uso, adaptado a tus habilidades y gustos, y sobre todo, intentar no sólo reutilizar el objeto, sino utilizar lo que ya tienes en casa para hacer esta manualidad.

Si lo quieres hacer con tus hijos, y no se manejan bien con las agujas, siempre se puede forrar con un papel bonito, y dejarlo en el escritorio. O si lo quieres colgar, entonces hacerle dos agujeros en los lados a la cantimplora y atar una cuerda. Si lo hacen ellos mismos, eligiendo los materiales, seguro que les encantan y guardarán todo su material escolar, ya no volverán a preguntarte dónde están los rotus.

Otra opción, que creo muy interesante es utilizarlo como contenedor de los productos de higiene bucal en el cuarto de baño de los niños, estos suelen ser bastante pequeños y como casi no pesa, se puede colgar sobre una percha de ventosa o cualquier gancho de los que se pegan en la pared, sin necesidad de hacer agujeros. Además, al ser plástico y lana es de fácil mantenimiento, ya que todo se puede lavar, el plástico con un paño húmedo, y la lana en la lavadora o a mano, siendo lo mejor dejarla secar puesta, ya que de esta manera no se deformará ni encogerá.

Productos de Higiene bucal ecológicos para niños




No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
[email protected],
¿En qué podemos ayudarte?