PADiY Mi Tiendecita S.L.

La Rosa Mosqueta

La Rosa Mosqueta se ha usado como principio activo en cosmética desde hace muchos años pero ¿Qué es y para qué sirve?

Escribo este artículo porque no es la primera vez que me hacéis esta pregunta. Como sabéis este blog no es un blog médico y toda la información aquí incluida la puedes encontrar ampliada en la Bibliografía que encontrarás al final del artículo, como en otras ocasiones. Pero espero que os sirve para conocer mejor esta planta, sus propiedades cosméticas.

¿Qué es?

La rosa mosqueta es un arbusto silvestre de la familia de las rosáceas, Rosa eglanteria o Rosa rubiginosa.

Cuenta con el formato típico de un arbusto y es capaz de alcanzar una altura superior a los dos metros. En lo que se refiere a sus rasgos morfológicos, su tallo es estilizado y muy flexible. En su superficie se pueden apreciarse multitud de espinas de tonalidad violácea.

¿Dónde la podemos encontrar?

Es de una especie que vamos a poder encontrar en estado silvestre pero que también es posible cultivar de un modo controlado.

Es originaria de Europa del Este, pero actualmente está extendida por América, Asia y norte de África. Ciñéndonos a su producción actual, Chile está muy por encima del resto de los países, aportando más del 75% de la producción mundial de rosa mosqueta en bruto.

¿Cómo se puede consumir?

Aunque es muy famoso el aceite de rosa mosqueta como producto estético que se aplica directamente sobre la piel, existen bastante más opciones para consumir esta planta y conseguir beneficiarnos de sus propiedades.

  • Como "agua de rosas". De la destilación de los pétalos de la rosa mosqueta se obtienen extractos como el agua de rosas”, para ser usados como colirio antiinflamatorio y hasta como afrodisíaco suave.
  • En los aditivos de algunos productos cárnicos. Los frutos, o lo que es lo mismo, los escaramujos, son muy aclamados en la industria alimentaria, en la que tienen reservada una interesante parcela y ello en base a su eficacia testada como aditivos antioxidantes en productos y preparados cárnicos como puedan ser las hamburguesas precocinadas, el jamón y paleta cocidos y las salchichas de Frankfurt, por ejemplo.
  • Como infusión. La infusión de rosa mosqueta se hace mezclando tanto los frutos, como las flores y las semillas de la rosa mosqueta.
  • Como extracto de polvo de rosa mosqueta.
  • Como aceite. El aceite que se extrae de sus semillas a través de una presión en frío. Tiene un ligero color rojizo y un olor acre.
    • Si vas a acudir a la vía tópica, basta con extender unas cuantas gotas un par de veces al día. Practica un masaje en círculos durante unos dos minutos.
    • En el caso de que vayas a consumir aceite por vía oral, una cucharada sopera diaria es la dosis de referencia.
  • En cremas. Como principio activo en las cremas. La principal diferencia que podemos señalar entre ambos, es que el aceite presenta una riqueza mucho mayor en rosa mosqueta que cualquier crema. Eso sí, las cremas cuentan con el plus adicional de que se manipulan con gran facilidad dada su textura. Además, su menor concentración de sustancia original resulta compensada con un elenco de principios activos integradores de su fórmula. Ocurre también que las cremas son susceptibles de ser enriquecidas con aceite para su uso doméstico, con la simple adición de unas gotas. Tal enriquecimiento puede producirse igualmente en cualquier crema hidratante con vistas a la reparación cutánea en casos de cicatrices o acné.

Propiedades generales

La Rosa Mosqueta tiene multitud de propiedades, aquí vamos a enumerar algunas de ellas:

  1. Para luchar contra la osteoartrosis y la artritis reumatoide. En forma de extracto de polvo de rosa mosqueta.
  2. Contra el dolor menstrual. En infusiones, al tener poder analgésico ante este tipo de dolor.
  3. Para combatir enfermedades cardiacas. En infusiones o extracto de polvo, puede llegar a reducir hasta un 17% el riesgo de padecer este tipo de enfermedades.
  4. Para controlar el peso. Como suplemento alimenticio.
  5. Para optimizar el sistema inmunitario. Entre los efectos de la rosa mosqueta en polvo sobre los mecanismos inmunitarios del organismo, disponemos también de buenas referencias a día de hoy.
  6. Para hidratar manos y articulaciones. De la misma forma que el aceite de rosa mosqueta se aplica sobre el cuero cabelludo a modo de extraordinario factor de hidratación, también las manos agradecen sobremanera el contacto con el mismo, ya que su aspecto va perdiendo lustre con el paso de los años, un proceso gradual que el aceite que nos ocupa puede frenar.
  7. Para fortalecer las uñas. Aplicando aceite de rosa mosqueta.
  8. Para tratar otras lesiones externas. El ácido linoleico, que ocupa un papel muy destacado entre los ácidos grasos de la serie Omega-6, que abunda en la rosa mosqueta, ayuda al restablecimiento de los capilares y de otros pequeños vasos que son los responsables de que se formen eritemas cutáneos o enrojecimientos y ello por sufrir lesiones en sus paredes.
  9. Para prevenir trastornos respiratorios. Por la vitamina C que atesora.
  10. Para poner freno a la diabetes. Contribuye a la regulación del nivel de glucosa en sangre, mermando el riesgo de contraer diabetes
  11. Para favorecer la dilatación en el parto. El aceite de rosa mosqueta no sólo previene la aparición de estrías en senos, nalgas y abdomen. Además destaca su capacidad para dar elasticidad, en los días anteriores al parto, a la entrada de la vagina y el periné, dos zonas contiguas, a las que puede ayudar a desencadenar una dilatación del canal del parto.

Propiedades cosméticas

  1. Acción regeneradora: estimula la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico responsables de la firmeza y la elasticidad de la piel.
  2. Antienvejecimiento: sus propiedades antioxidantes neutralizan los efectos negativos de los radicales libres, evitando la destrucción celular y por consiguiente el envejecimiento prematuro de la piel.
  3. Acelera la cicatrización: es ideal para acelerar la cicatrización de las heridas. Se recomienda usarlo nada más sane la herida, aunque también es efectivo en cicatrices más antiguas. Disminuye el engrosamiento de la piel y devuelve elasticidad a la piel. También indicado para marcas producidas por acné.
  4. Previene y atenúa las estrías: está comprobado que previene y reduce las estrías sobre todo las más recientes. En las estrías más antiguas es capaz de hacerlas menos visibles devolviendo el color natural de la piel.
  5. Elimina las manchas de la piel: atenúa las manchas solares y/o de pigmentación y favorece la uniformidad del tono de la piel. También es efectiva en la hiperpigmentación de algunas cicatrices consiguiendo reducirlas y disimularlas.
  6. Cuida del cabello y del cuero cabelludo: masajear el cuero cabelludo con rosa mosqueta ayuda a combatir problemas de caspa, eczemas o psoriasis además de aportar una dosis de nutrientes para que el pelo esté más fuerte y brillante.
  7. Nos protege de los daños solares: la rosa mosqueta revitaliza la piel después de exponerla al sol. Previene y corrige el fotoenvejecimiento y los problemas cutáneos. Eso sí, no debe utilizase como protector solar.

Mi Tiendecita

En Mi Tiendecita tenemos cremas sólidas y jabones artesanales cuyo principio activo es la rosa mosqueta, esta es nuestra selección, de manera fácil en tu rutina diaria podrás incluir este producto con tantas propiedades cosméticas, que mejorará tu aspecto previniendo y regenerando, por lo que nunca es tarde para empezar a usar productos que incluyan este activo.
Jabón Glicerina Orgánica Rosa Mosqueta Jabón Puro Oliva con Aceite de Rosa Mosqueta Crema sólida con aceite de Rosa Mosqueta

Bibliografía:

Fotografía principal de Tom Swinnen en Pexels




No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
[email protected],
¿En qué podemos ayudarte?